El cacao de Gola: granos de esperanza tras la crisis

Llegado desde una de las selvas más biodiversas y amenazadas de África occidental, el cacao orgánico de comercio justo -utilizado en la nueva Charity Pot Coin- se ha convertido en la esperanza de los agricultores de la región, que reciben formación ecológica y orgánica para intentar reforestar este diamante verde que está perdiendo su brillo.

En el corazón de la costa occidental de África, la selva tropical se extiende abarcando el tamaño de la ciudad de Nueva York. Allí vive el hipopótamo pigmeo y más de 300 especies de aves: el Parque Nacional de la Selva Tropical de Gola es un tesoro para la vida silvestre donde más de la mitad de las plantas son únicas e indígenas. A pesar de su estatus de protección, este paraíso para las especies en peligro de extinción se está viendo amenazado.

Sierra Leona se ha enfrentado a adversidades extremas en la historia reciente. Desde la violencia militar, pasando por una crisis sanitaria, hasta prácticas industriales de explotación. Desde 1991 una guerra civil, que se extendió durante una década, hizo estragos en todo el país, matando al menos a 50.000 personas y desplazando a otras cientos de miles. La selva tropical de Gola, que una vez tuvo cinco veces su tamaño actual, ha sido víctima de la deforestación causada por la minería, la tala y las prácticas agrícolas perjudiciales, alimentada por las presiones de las empresas extranjeras para obtener beneficios. Muy poca de la riqueza financiera creada por estas industrias extractivas ha permanecido en Sierra Leona.

La crisis del Ébola, que tuvo lugar en 2014, provocó la infección de más de 15.000 sierraleoneses y la pérdida de los medios de vida de un sinnúmero de personas. Este virus sumió a muchos agricultores rurales, que constituyen alrededor del 70% de la mano de obra, en tiempos difíciles. Muchos cacaocultores, que no pudieron vender su producción durante la crisis del Ébola, se vieron obligados a descuidar sus cultivos. Las comunidades rurales y la industria del cacao en Sierra Leona necesitaban desesperadamente una reactivación.


El camino hacia la salud ecológica, social y económica

En un país que se ha enfrentado a crisis y explotaciones tan extremas, ¿cómo se consigue la equidad? La agricultura regenerativa podría ser la respuesta.

La agricultura regenerativa es una vía para conseguir cultivos abundantes y la salud holística del ecosistema, que también abarca a las personas y a la "ecología social”. Además, puede proporcionar una plataforma para la justicia social y los derechos de los trabajadores.
Tradin Organic, uno de los actuales proveedores de manteca de cacao de Lush, vio la oportunidad de contribuir a un sistema agrícola más equitativo. Con el objetivo de fomentar la salud social y económica de las comunidades agrícolas, se propuso luchar contra la deforestación, al tiempo que hacía revivir la selva tropical y aumentaban la biodiversidad.

En 2017, Tradin Organic estableció una filial local y, desde entonces, ha estado trabajando con agricultores orgánicos y regenerativos para crear escuelas de campo. Varios años después, el proveedor ha establecido sólidas relaciones con los agricultores locales, ayudando a 36.000 de ellos a obtener la certificación orgánica. También ha apoyado a otros 11.000 para que pudieran conseguir la certificación de comercio justo. Estas credenciales permiten a los agricultores vender sus productos a un precio mejor, ya que el Comercio Justo establece un precio mínimo de compra y les protege de las fluctuaciones del mercado.


Cacao: manteca para tiempos mejores

La trazabilidad en las cadenas de valor del cacao puede ser un verdadero desafío, lo que hace difícil hacer responsables a los comerciantes y compradores. El trabajo infantil ha empañado con frecuencia la industria del cacao, especialmente en el África occidental, aunque se cree que es un problema menos generalizado en Sierra Leona, debido a que las explotaciones son de menor tamaño y de propiedad familiar. Tradin Organic se ha asociado con una organización de renombre, dedicada a la seguridad de los niños, para ayudar a frenar la posibilidad de prácticas laborales peligrosas y proporcionar medios económicos e incentivos para prevenir el trabajo infantil. Así, pueden seguir apoyando a los agricultores de Sierra Leona, protegiendo las prácticas agrícolas que ponen en valor los medios de vida y las condiciones de trabajo de las comunidades agrícolas rurales.

Ahora, con más de 65 escuelas de campo para agricultores y casi 100 sitios de demostración, que ayudan a más de 6.600 personas, los agricultores de los límites de la selva tropical de Gola se benefician directamente de las prácticas de la agricultura orgánica y regenerativa. También se están distribuyendo pequeños árboles nativos a través de las escuelas de campo y otros centros de servicios. Al intercalar árboles de alimentos entre el cacao en un policultivo saludable y diverso, los agricultores pueden trabajar en pro de la soberanía alimentaria, cultivando alimentos nutritivos y culturalmente apropiados para sus hogares y comunidades, al tiempo que amplían y recuperan la selva tropical de Gola.

Una onda expansiva de efectos positivos

Un principio central de la agricultura regenerativa, y de otros sistemas regenerativos como la permacultura o la agroecología, consiste en crear beneficios en cascada en todo el sistema, pero... ¿cómo pueden diseñarse las comunidades para crear salud y abundancia para todos y todo?


Lush ha convertido este principio en un producto: La Charity Pot Coin, que es una hidratante sólida para manos y cuerpo cuyos beneficios se destinan al 100% (excepto el IVA) a un fondo que después se reparte entre pequeñas organizaciones, campañas y otras causas benéficas, dedicadas a la defensa de los derechos humanos, la protección animal y el medioambiente. Todos y cada uno de los ingredientes de este producto se obtienen de acuerdo con las Políticas de Compra Ética de Lush. Incluidos los granos de cacao, que cultivan, fermentan y secan los agricultores de Sierra Leona. Después, se terminan de procesar en las instalaciones Crown of Holland, en los Países Bajos, donde se convierten en manteca de cacao orgánica de comercio justo de primera calidad.


El diamante verde de Sierra Leona vuelve a brillar

Tradin Organic tiene previsto extender su trabajo a toda la biorregión de Gola. La empresa espera ofrecer pronto un cacao carbono positivo o, lo que es lo mismo, un cacao que se obtenga a partir de unas prácticas agrícolas que secuestren más carbono del que crean. El futuro es prometedor y el optimismo se abre paso en la producción de un ingrediente, alimenticio y cosmético, ampliamente utilizado.

Gracias a la dedicada labor de reforestación realizada por las comunidades agrícolas de los bosques, el diamante verde de Sierra Leona está recuperando su brillo, lo que ofrece la esperanza de reavivar la rica biodiversidad de la selva tropical de Gola.