Cómo cuidar del cabello en verano

Pasear bajo el sol por la mañana, tomar algo en el chiringuito por la tarde, cenar frente al mar y disfrutar a pie de playa por la noche… la lista de cosas que hacer en verano es larga, pero cuidar del pelo no siempre es una de ellas.

En realidad, mantener el cabello hidratado y la raíz cuidada es mucho más sencillo de lo que parece, no hace falta complicarse mucho la vida para tener bajo control la rutina capilar. En vacaciones lo principal es divertirse, por eso te ayudamos a que el pelo pase a estar el último en tu lista de preocupaciones.

Todo se reduce a la ciencia

El tiempo influye en el pelo: la lluvia, el viento, la humedad y, por supuesto, los rayos de sol, que afectan directamente a las cutículas.

Todas y cada una de las hebras del cabello, compuestas de pigmentos y proteínas, están envueltas y protegidas por la cutícula, una capa exterior que da una idea de la salud del pelo. El sol y el calor de la plancha y el secador pueden levantarlas y abrirlas, haciendo que los rayos UVA y UVB penetren en el cortex y deshidraten la melena. El sol, además, actúa como un decolorante natural, que afecta a las proteínas del pelo, reduciendo su elasticidad y facilitando su rotura: así es como aparecen las puntas abiertas. Por suerte, solo hay que seguir una sencilla rutina de cuidados para evitar que pase todo esto.

Acondicionadores de ensueño
Los acondicionadores capilares y los tratamientos, además de aportar hidratación, ayudan a alisar la cutícula del cabello, dejándolo suave, sano y brillante. El mejor remedio para un pelo especialmente estropeado por el sol es la combinación de aceites esenciales y mantecas. Sobre todo, hay que centrar los cuidados en las puntas, que ya han vivido varios veranos.

Los acondicionadores intensos ayudan a sellar las cutículas y retener la hidratación del pelo, para que se mantenga brillante e hidratado. American Cream está hecho de fresas frescas limpiadoras, miel hidratante y vaina de vainilla aromática. Todo un batido para el pelo que, además, calma y equilibra el cuero cabelludo.

En otros cabellos la necesidad de hidratación es menor y debe usarse un acondicionador más ligero como Retread, que protege contra el sol al tiempo que suaviza en profundidad. Entre sus ingredientes se encuentra el agar agar y los aceites de oliva virgen extra y de aguacate orgánico, que envuelven cada mechón para proteger las cutículas dañadas y retener la hidratación que aportan otros ingredientes.

No te olvides de la raíz
La mejor forma de proteger el cuero cabelludo es utilizando un gorro, pero si tienes la raíz irritada, un tratamiento cargado de pipermint puede ser tu mejor aliado. El calor puede aumentar la grasa que produce la raíz, pero también secarla: aquí es donde entran en juego la menta y los aceites hidratantes.

Si quieres sentir toda la magia del mentol, prueba con el tratamiento prelavado Roots, especialmente diseñado para estimular el cuero cabelludo, también los folículos pilosos y la circulación sanguínea, lo que favorece el crecimiento de un cabello sano. La miel, por su parte, ayuda a retener la hidratación en la raíz, mientras que el aceite de oliva virgen extra fortalece el pelo que crece nuevo, previniendo la rotura.

Brilla como una estrella
Es de color lila y está cargado de zumos orgánicos de limón y lima. ¡Sí! Hablamos de Daddy-O, un champú que alisa la cutícula, ayudando a que se refleje la luz y el pelo tenga un aspecto más brillante. Además de tener un increíble poder limpiador y tonificante, Daddy-O es suavizante y, entre sus ingredientes, cuenta con infusión de algas y aceite de coco, ideales para que este verano puedas lucir melena al viento.

Marilyn es un nutritivo tratamiento y es el complemento ideal a este champú. La camomila, uno de sus principales ingredientes, ayuda a los cabellos rubios a mantener su tono naturalmente brillante, además de mimar la raíz.

¡(Des)peinate!
El verano es el momento ideal para probar diferentes peinados: uno para la playa, otro para un concierto y uno más para una barbacoa con amigos, y es que jugar con la melena puede ser muy divertido.


Para mantener a raya el pelo afro y rizado solo hace falta un poco de Super Milk, un spray acondicionador cargado de leche de almendra, coco y avena que añadirá hidratación sin aportar peso. ¡Tus rizos te lo agradecerán!