¡Por tu compra de $100.00 o más, tu envío será totalmente gratis! 

¿Qué hace diferente a un Gorila Perfume?

En 2008, una revista describió al fundador de Lush, Mark Constantine, ya su hijo Simon, como los "guerrilleros del perfume". Jack, el hermano de Simón, sugirió que podría significar más el término "Gorila"; este nombre se quedó grabado en 2010, se lanzó el primer álbum de perfumes Gorilla.

La revista podría haber intuido por dónde iba la cosa ...

Desde su creación, Gorilla Perfumes ha roto las convenciones y ha puesto de manifiesto orgullosamente que el perfume es lo que de verdad importa. De acuerdo con este espíritu de ir directamente a lo importante, a continuación ofrecemos un breve texto de cuatro ideas que sugieren que Gorilla Perfumes no es un perfume convencional.



Los creadores

"Somos muy, muy diferentes. Las compañías de cosméticos no crean sus propios perfumes, los perfumistas de grandes empresas como IFF (International Flavors and Fragrances Inc., una compañía que fabrica para las industrias alimentaria y de productos de limpieza e higiene personal) desarrollan todo tipo de perfumes. Nosotros somos muy raros", declaró Mark Constantine en el Lush Creative Showcase celebrado en septiembre de 2016.

Las principales corrientes de la industria perfumera presagian una catástrofe: plazos de entrega más reducidos y previamente impuestos para el lanzamiento del perfume al mercado, marcado énfasis en los estudios de mercado y restricciones a alérgenos potenciales (muchos de los cuales constituían los ingredientes naturales fundamentales de los perfumes). Esto tiene un efecto negativo sobre la originalidad.

En un artículo para la revista Resurgence & Ecologist magazine, Simon Constantine afirmaba: “Como resultado de la carrera de reducción de precios, el elegante frasco que se adquiere en la tienda duty-free del aeropuerto suele ser el elemento más caro del conjunto. El transparente líquido del interior es una mezcla de productos químicos sintéticos de bajo coste; fotocopias de los aromas naturales que guardan escasa semejanza con los originales. Aunque el uso de estos productos químicos puede ser útil en dosis moderadas, en la actualidad, los perfumistas dependen de ellos para recortar gastos que tanto el olor como la expresión creativa de la mayoría de los perfumes del mercado quedan muy limitados”.

En esta sequía creativa, Gorilla Perfumes se ha desarrollado como un antídoto. Tanto el padre como el hijo forman un dúo de autodidactas. Al principio, esta decisión fue por pura necesidad: en sus comienzos, Lush carecía de los fondos necesarios para adquirir fórmulas ya preparadas, lo que significa que los procesos de mezcla y creación de aromas debía realizarse internamente. Sin embargo, los experimentos realizados en una mesa de laboratorio de 29 High Street, Poole (Inglaterra) pronto adquirieron vida propia. Para Mark y Simon, la invención de perfumes se ha convertido en un método importante para articular sus necesidades y sentimientos, y meditar sobre sus experiencias.

“No puedo expresarlo en palabras, ni ponerlo por escrito. Solo puedo expresarlo mediante perfumes”, admite Mark. La primera fragancia en la que colaboró con Simon fue extremadamente personal, Dear John: una oda al padre de Mark, que había abandonado a la familia cuando Mark tenía dos años. Intentó imaginar el olor asociado a una experiencia como: “Meter la cabeza entre la ropa de un armario para recordar el olor de una persona”. Posteriormente se reencontró con su padre en Sudáfrica, y esa experiencia le impulsó a crear el evocativo tributo
Dad’s Garden - Lemon Tree.

 

Las mezclas

Al igual que los perfumes de Mark se originan directamente de sus experiencias, los aromas de Simon Constantine se derivan de su trabajo como director del departamento de compra ética. Guiado por sus pasiones, lo mismo se le puede encontrar dormido en un cabaña perdida en una concesión forestal de 6000 hectáreas de Perú, que delante de su órgano de perfumería (el mueble que utilizan los perfumistas para trabajar).

Es más, los conocimientos y la experiencia que Simon ha adquirido gracias a su trabajo se han destilado en sus perfumes, en forma de un profundo respeto por los productos utilizados, lo que probablemente se evidencia en su método de aproximación al mundo de la perfumería. Comenta: “Es un mundo de materiales rico, complejo y original, probablemente más diverso y emocionante que el de cualquier otra industria creativa que pueda recordar”.

Sus comienzos en esta exclusiva perspectiva sobre los aromas se materializaron en Breath of God, un perfume basado en los viajes de Simon al Tíbet. El aroma combina la enigmática y tenue esencia del sándalo y el vetiver con rosa y unas alegres notas de pomelo. Tania Sanchez, coautora del aclamado manual Perfumes: The A-Z Guide (Perfumes: una guía de la A a la Z) le concedió la máxima puntuación de cinco estrellas acompañada de una excelente reseña: “Al perfumarme con este aroma, me maravilla que llegados a este punto todavía siga existiendo un lugar en la industria del perfume para una invención de tal profundidad”.

El vínculo entre invención e ingredientes no se debe menospreciar. El hecho de comprar de forma diferente a menudo conlleva una forma de pensar diferente. Desde la práctica de la permacultura, al establecimiento de relaciones directas con proveedores locales e internacionales, el uso de los ingredientes de máxima calidad de origen ético es una práctica fructífera que beneficia a la creación de productos que rompan los esquemas.

“Si te bañas con un producto Lush, podrías estar sumergido en aceite puro de rosa de Bulgaria”, explica Mark. “Durante los últimos, digamos, 100 años, nadie ha hecho nada parecido. Jamás se han incluido materias primas de este tipo en un jabón para baño”.

Lo mismo sucede con los perfumes Gorilla: todos los aceites esenciales del espectro mundial son las estrellas del espectáculo. Por casualidad, algunos principios de la permacultura también parecen aplicables al trabajo de Simon y Mark. De acuerdo con Simon: “Desde el punto de vista de los principios de la permacultura, existe lo que se denomina efecto borde; los márgenes de un campo son las zonas más fértiles. De forma que si se combinan dos elementos diferentes, es más probable que aumente la fertilidad o las buenas ideas.

“Somos realmente afortunados, ya que podemos reunir a músicos, artistas, ecologistas y defensores del medio ambiente; la combinación de todos estos elementos da lugar a un entorno muy diverso, a partir del cual surgen muchas más ideas”.

La música

De hecho, a menudo la música parece ser el único elemento no mencionado en las listas de ingredientes.

Mientras combinaba las capas que permitirían crear en último término Karma, Mark extrajo su inspiración de bandas como Clem Snide, Radiohead y Massive Attack. Después, trasladó los sentimientos personales que sentía hacia su mujer (y cofundadora de Lush) Mo en notas de fragancia, y dio a la composición final el nombre de una compleja canción de Leonard Cohen: A Thousand Kisses Deep.

La influencia de la música quizá sea genética, ya que, mientras Simon trabajaba en el perfume The Bug, las ideas sobre la cultura de la vigilancia se entrelazaron de forma indisoluble con la canción dubstep del mismo nombre de Magnetic Man.

Sin embargo, el acompañamiento melódico no se limita a la fase de creación. La virtuosa del sitar, Sheema Mukherjee, escribió una maravillosa composición como tributo al aroma Sikkim Girls, y los músicos John Metcalfe y Simon Richmond (que también ayudaron a componer la música para el Lush Spa) crearon una excepcional suite de música clásica de vanguardia para acompañar a los seis aromas del volumen Set in Stone.

Los orígenes de la idea del lanzamiento de colecciones como Set in Stone también se remontan a la tradición musical, concretamente a la del lanzamiento de álbumes...

 

El micelio

En la galería Death and Decay (en un sótano convertido del Soho) se invitó a los visitantes a "caminar sobre el micelio", es decir, a caminar sobre una enorme alfombra tejida. Si aceptaron la invitación, debieron sentir cómo se elevaba un inconfundible aroma a hongos salpimentado con la dulzura de la tierra removida. Este aroma representaba el micelio: la masa entretejida de hifas de los hongos. El micelio actúa como una red en el suelo, lo que demuestra las relaciones simbióticas con las raíces de las plantas y una excepcional capacidad de regeneración del suelo.

El aroma del micelio nunca se había presentado al público. Este fue el interludio del álbum. Unido de forma inextricable al resto de la experiencia de la galería Gorilla.

Cada volumen de Gorilla se ofrece al escrutinio público en exposiciones celebradas en galerías. Contienen aceites esenciales, que se ofrecen aislados antes que los olfatos más expertos los puedan distinguir integradas en fragancias más perfeccionadas. Los perfumes se reinventan como obras de arte, como la chaqueta del padre colgada en una percha o en forma de violetas aisladas que brotan a través de pavimentos de hormigón. El tour del autobús Gorilla incluyó la colaboración de músicos, poetas, artistas y bailarines, y el perfume inundó tanto cines como canciones.

 

Como el micelio, estas galerías constituyen la roja de las personalidades aparentemente dispares de Gorila: ingredientes exquisitos, la inspiración de los perfumes originales y la expresión creativa en un autobús, un grupo de músicos y del frasco. ¿Es Gorila capaz de regenerar la industria de la perfumería? Pongamos el reproductor de música y veamos qué pasa ...